Estudios demuestran que hay una fuerte relación entre el optimismo y la recuperación de pacientes sobrevivientes de un accidente cerebrovascular. Los investigadores llegaron a esta conclusión tras estudiar a un grupo de 49 sobrevivientes de esta patología y verificar la estrecha relación entre la inflamación, la discapacidad física, la gravedad del accidente y el optimismo.

Los pacientes que sobrevivieron y fueron optimistas presentaron niveles de inflamación más bajos, menos discapacidad física después de tres meses y una severidad de derrame reducida del accidente, en comparación de aquellos menos optimistas.

Si bien es la primera vez que se hace este tipo de asociación para personas con accidente cerebrovascular, es un marco científico base para desarrollar nuevas estrategias que permitan una mejor recuperación de los pacientes.

La investigación sobre el optimismo tras un accidente cerebrovascular

Los resultados de la investigación preliminar se presentaron a mediados de febrero en el Simposio de Enfermería de la Asociación Internacional de Derrames Cerebrales 2020 de la American Stroke Association en Los Ángeles.

Las conclusiones indican que las personas optimistas presentaron mejor recuperación de la enfermedad (accidente cerebrovascular). Por lo que estar animados puede ser una buena manera de mejorar la salud mental y ayudar a la mejoría. Así lo expresó  Yun-Ju Lai, Ph.D., MS, RN, autor y becario postdoctoral del departamento de Neurología del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston.

Lo más perjudicial para el cerebro después de un derrame es la inflamación, situación que dificulta notablemente la recuperación del paciente. En este sentido el optimismo se pudo asociar con niveles más bajos de inflamación y es un buen indicador para la ciencia médica.

La prueba piloto

Este estudio piloto tuvo en cuenta los datos recopilados de un repositorio de enfermedades neurológicas, incluyendo niveles de optimismo de la Prueba de Orientación de Vida revisada, herramienta psicológica estándar que permite medir el optimismo.

También se evaluó la gravedad del derrame mediante la Escala de accidentes cerebrovasculares de los Institutos Nacionales de Salud y los indicadores de los niveles de marcadores inflamatorios: interleucina-6 (IL-6), factor de necrosis tumoral alfa (TNF?) y proteína C reactiva (PCR).

Bajo este escenario en la medida que aumentaban los niveles de optimismo en los pacientes, la gravedad del accidente cerebrovascular y los marcadores inflamatorios IL-6 y PCR disminuyeron, luego de considerar otras variables.

Tanto las familias como los pacientes deben ser muy conscientes de la importancia de rodear al afectado de un ambiente positivo y alegre. Así se motivará a seguir adelante en su recuperación y a beneficiar su salud mental.

Qué significa ser una persona optimista

El optimismo parte de tener un pensamiento positivo con el cual crees que tú mismo eres responsable de tu felicidad y que siempre te sucederán más cosas buenas que malas. Los típicos optimistas están convencidos que los sucesos negativos son muy extraños y que si algo malo ocurre no es su culpa, sino la de un factor externo.

Los optimistas tienden a centrarse en buscar los aspectos positivos de cada situación, más que los negativos. Lo contrario es el pesimismo.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar