Reciclar es una actividad fundamental que, afortunadamente, cada día gana nuevos adeptos por una razón muy simple: las personas, en todo el mundo, se han dado cuenta que es necesario cuidar el planeta para asegurar un futuro sustentable a las futuras generaciones.

¿Qué significa reciclar?

Significa clasificar y reutilizar la basura de manera tal que los residuos en vez de contaminar el medio ambiente ayuden a protegerlo.
Según los especialistas, cada día, los habitantes del planeta generamos, en promedio, un kilo de basura, la buena noticia es que el 80% de ella está compuesta por materiales orgánicos que pueden aprovecharse de nuevo gracias al reciclado.

Los beneficios de esta práctica son innumerables e incluyen:

Menos gasto de energía: al reducirse el corte, transporte y producción de materias primas se usa mucha menos energía, lo que repercute en la disminución de los terribles gases C02 que producen la lluvia acida que arruina bosques, suelos y mares en todo el mundo.
Uso más inteligente de los recursos naturales: al reciclarse elementos como el papel, el plástico y el vidrio no se consumen nuevas materias primas, lo que permite cuidar –y aumentar- las reservas de agua, madera, hierro y tierra.
Más trabajo: cada vez son más los gobiernos de todo el mundo que crean plantas de reciclaje ecológicas, lo que se traduce en un aumento exponencial de las fuentes laborales ya que esta tarea requiere de una gran cantidad de personas para clasificar de manera correcta el material recolectado.
Cuidar el medio ambiente: a diferencia de lo que sucedió durante décadas, el reciclado permite que los residuos generados por la sociedad, en vez de ser tirados en ríos y mares o colocados bajo tierra sean reutilizados para generar nuevos productos: así, los clásicos envases plásticos pueden volverse modernos muebles o aprovecharse para construir casas resistentes a las inclemencias del clima más hostil.
Potenciar la responsabilidad masiva: el reciclado transmite una idea muy clara: que trabajando de forma unida y responsable es posible asegurar un futuro mejor, arreglando los desastres causados por las malas actitudes y los errores del pasado.

Las cifras hablan claramente de la importancia de reciclar en el mundo actual:

  • Por cada tonelada de papel que se recicla se salva una hectárea de bosque.
  • Por cada envase que se recicla se ahorra energía equivalente a tener un televisión prendido tres horas.
  • Por cada tonelada de plástico reciclada se ahorra una tonelada de petróleo.
valor de reciclar
Finalmente, es bueno recordar que según los expertos reunidos en la FAO, organización dependiente de la ONU que se dedica a todo lo relacionado con la agricultura a nivel mundial, solo a través del reciclado podrán revertirse en el mediano plazo los daños causados al medio ambiente por la contaminación.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar