Mantenerse delgado durante el invierno es un objetivo que pocos llegan a cumplir, ya que esta época es la elegida para comer en cantidad, no sólo por las fiestas de fin de año, sino también porque el clima frío incentiva el consumo de comidas con muchas calorías. Es por esto que es todo un desafío pasar el invierno sin ganar unos kilos, ya que las excusas no faltan para comer de más.

Sin embargo, siguiendo algunos consejos es posible sobrevivir al invierno delgado y sin privarte de algunos gustos.

Consejos para no sumar kilos y mantenerte delgado durante el invierno

No saltear comidas antes de una reunión

Uno de los secretos para mantenerte delgado no sólo en el invierno sino durante todo el año, es llevar una alimentación equilibrada. Muchas veces, antes de un evento o una reunión entre amigos, algunas personas se saltean comidas para poder comer más en la fiesta. Esto hace que lleguen con más hambre de lo normal y prueben todos los platos y, en consecuencia, coman de más. No importa si tienes algún evento al cual asistir, siempre debes equilibrar las comidas y no saltear ninguna. De esta forma puedes comer lo necesario y no subirás de peso, por el llamado efecto rebote. Saltear comidas no te ayudará a disfrutar más las comidas posteriores, sino que es una forma segura de aumentar de peso y debilitar la salud de tu organismo.

Busca snacks más saludables

Uno de los motivos por los cuales es más frecuente aumentar de peso durante el invierno, es el consumo de alimentos energéticos ricos en calorías. Una buena forma de evitarlo es buscar alternativas más saludables, sobre todo de snacks, un producto muy consumido en sus versiones más calóricas. Puedes optar por los cereales y frutos secos, o utiliza opciones para las bebidas calientes como la leche de coco o de almendra. No es necesario restringir comidas o dejar de comer alimentos que disfrutas, sólo es cuestión de buscar alternativas más saludables, e igualmente sabrosas.

No caer en la tentación de comidas rápidas

La planificación de las comidas es esencial para evitar tentaciones y comprar comidas con altos contenidos de grasas y colesterol. Puedes tener comidas pre-cocidas listas en el freezer para que sea fácil cocinar cuando tienes poco tiempo. Las comidas en el trabajo son otro factor de riesgo para comer de más. También hay que organizarse para llevar comida desde el hogar, siempre son más saludables que aquellas que compras afuera. Una buena planificación durante el fin de semana ayudará a resolver las comidas de toda la semana para evitar que tengas que cocinar cuando tengas poco tiempo.

Consumir alimentos ricos en fibras

Otro consejo a tener en cuenta para mantenerte delgado durante el verano, es aumentar el consumo de alimentos con fibra. Estos tipos de alimentos ayudan a aumentar la sensación de saciedad en el cuerpo, permite equilibrar el azúcar del organismo y también ayuda a reducir los antojos de comida. Además de esto, permite disminuir el colesterol y los triglicéridos, ya que evitan la absorción de grasas, por lo que es una buena manera de mantener saludable el organismo. Algunos de los alimentos ricos en fibra son las verduras de hojas verdes, algunas semillas y frutos secos o frutas como la naranja, manzana o ciruela.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar