A lo largo y ancho del planeta crece exponencialmente día a día el número de personas que decide adoptar una dieta vegetariana para vivir mejor, conscientes de los innumerables beneficios que significa adoptar esta clase de alimentación, por ejemplo:
Ayuda a evitar el cáncer: según una importante investigación realizada a un amplio grupo de hombres y mujeres, los vegetarianos tienen un 40% menos de posibilidades de sufrir esta horrible enfermedad por una simple razón: no consumen grasa provenientes de animales, el ingrediente asociado tradicionalmente con la generación de carcinomas en el cuerpo.
Protege contra las enfermedades del corazón: las frutas y verduras, principales ingredientes de una dieta vegetariana, son muy ricos en antioxidantes, sustancia que reducen los triglicéridos evitando así el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares.
Reduce el colesterol en sangre: al no comer carne, leche ni huevos se elimina el colesterol asociado con estos productos.
Potencia la disminución de peso: las comidas dietéticas están pensadas para ofrecer un menú amplio pero bien equilibrado, permitiendo que una persona se sientalle na sin necesidad de consumir platos peligrosos para la salud por su alto contenido en aceites y grasas como las pizzas y las hamburguesas.
Disminuye el nivel de hipertensión: los vegetales tienen potasio, un ingrediente que impide la retención de líquidos, lo que se traduce en menor presión arterial.
Evita la diabetes: al proveer pocas grasas y muchas fibras, una dieta vegetariana hace que la insulina sea mucho más eficiente a la hora de controlar el nivel de azúcar en sangre.
Prolonga la vida: según las estadísticas, las personas vegetarianas viven, en promedio, cinco años más que las personas que consumen carne con frecuencia.
Combate eficazmente los síntomas de la soriasis: de acuerdo a los últimos estudios realizados, una dieta vegetariana permite disminuir considerablemente los efectos causados por esta enfermedad, incluyendo el enrojecimiento y la insoportable picazón en la piel.
Son más sanas: los alimentos de origen vegetal son más seguros que los de origen animal porque la presencia de parásitos y tóxicos químicos tienen mayor presencia en la carne, pescados y mariscos.
¿Qué ingredientes no pueden faltar en tu dieta vegetariana?
  • Cereales.
  • Frutas.
  • Frutos secos.
  • Legumbres.
  • Soja y sus derivados (incluyendo, por supuesto, el tofu).
  • Verduras
¿Cómo incorporarlos a tu comida diaria? Simple, por ejemplo:
  • Desayuno: 1 taza de leche descremada acompañada por pan integral cubierto con mermelada.
  • Almuerzo: Ensalada al vapor + arroz + una fruta de estación.
  • Cena: Sopa de verdura + tortilla de papa + frutos secos.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar