Si realmente quieres disfrutar de un buen vino en todo su esplendor, aquí te damos los motivos por los cuáles deber comprar un cava:

Ofrece la mejor protección: el vino necesita el trato adecuado para alcanzar la perfección, si se le da el ambiente necesario, sus ingredientes madurarán de la mejor manera, logrando alcanzar
su sabor perfecto.
Favorece visualmente a la bebida: si ponemos una botella al sol, rápidamente veremos cómo pierde todas aquellas características que le dan personalidad; al brindarle la oscuridad que necesita, la cava logra que el vino mantenga su brillante color original.
Mantiene la temperatura adecuada: muchas personas compran vinos que, pasado determinado tiempo, deben tirarse porque los cambios climáticos arruinaron su sabor; una cava permite mantener una temperatura constante, logrando que podamos abrir la botella que queremos en cualquier fecha del año sin miedo a pasar un mal momento frente a nuestros amigos (además, cuestiones como esta, suelen generar chistes y bromas que nos perseguirán durante toda la vida, especialmente si tenemos ese conocido malvado que siente un placer perverso 😉 en humillarnos públicamente).
Es signo de buen gusto: la cave nos permite, de manera sutil, señalar a nuestros invitados que conocemos de vinos y protegemos cada una de nuestras botellas de la manera más adecuada; además, detalle nada menor, podemos permitir que nuestros visitantes elijan la bebida que desean tomar, mostrándonos como personas cool, que conocen las mejores tradiciones gourmet del mundo.
Finalmente, es bueno tener en cuenta que una cava asegura las cinco condiciones que permiten al vino permanecer inalterable desde el momento en que lo compramos hasta que decidimos consumirlo: temperatura; oscuridad; humedad; aireación y protección contra golpes.

Tres detalles FUNDAMENTALES a tener en cuenta al momento de comprar una cava.

  • Preguntar a los expertos: siempre es bueno hablar con un especialista para que nos diga, de acuerdo a la cantidad de botellas que poseemos, que modelo nos conviene más.
  • El tiempo que tardamos en consumir el vino: existen personas que disfrutan abriendo botellas todos los días junto a sus amigos, especialmente si son amantes de la buena mesa, mientras otros guardan sus mejores vinos para ocasiones realmente especiales (cumpleaños, fiestas de egresados, cumpleaños…): cada clase de consumidor requiere un tipo de cava diferente, y eso se ve reflejado en los precios, por eso resulta conveniente preguntar.
  • El prestigio de la marca y su garantía: para evitar sufrir sorpresas desagradables si, por cualquier problema, la cava no funciona como debería.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar