Muchas personas no consideran la importancia del deseo sexual para una vida plena, siendo que se trata de un aspecto fundamental de la vida de todas las personas. La sexualidad en general forma parte de la personalidad de cada ser humano y es una necesidad cuya satisfacción es una de las necesidades básicas. Tener una buena salud sexual implica disfrutar y aceptar la sexualidad y esto es esencial para mantener una buena salud física y también emocional.

¿Por qué es importante el deseo sexual en una vida plena?

Llevar una vida sexual plena conlleva una mejor calidad de vida, debido a los efectos físicos que el sexo tiene en el organismo. No se trata de mantener una rutina sexual activa diaria, sino simplemente, tener una vida sexual plena para las necesidades de cada uno y de la pareja.

A través de las relaciones sexuales aumentan los niveles de testosterona, lo que potencia la energía, la repuesta cognitiva del organismo y la masa muscular. Además de estos beneficios, mantener una buena salud sexual ayuda a combatir el estrés, fortalece el sistema inmune, ayuda a mejorar el sueño y es de utilidad para combatir la depresión.

Uno de los principales motivos por los cuales una vida sexual sana brinda tantos beneficios a la salud es por la liberación de hormonas, más precisamente endorfinas y serotonina, lo que brinda una sensación de bienestar y de placer.

Hay que destacar que el deseo sexual se inicia en el hipotálamo del cerebro, el cual comienza a estimular la producción de hormonas sexuales tales como el estrógeno y la testosterona, siendo esta última la que permite aumentar la libido en las personas

¿Cuáles son los beneficios de tener una vida sexual plena?

La importancia del deseo sexual en una vida plena radica también en los beneficios que las relaciones sexuales tienen sobre el organismo en general. El deseo sexual permite mantener una buena salud sexual, lo que repercute en una buena salud en general

Importantes beneficios para el corazón

Llevar una vida sexual sana ayuda a aumentar el ritmo cardíaco y el flujo sanguíneo. En cada relación sexual se disminuye la tensión arterial y hay una mejor circulación de la sangre.

Disminuye las migrañas

Durante las relaciones sexuales se liberan endorfinas, que funcionan como sustancias anestésicas que permiten reducir el dolor de cabeza y sus efectos. Si bien durante los periodos de migrañas, los pacientes no tienen relaciones sexuales, lo cierto es que el sexo en esos momentos puede disminuir el dolor por completo. Además de ayudar a combatir la migraña, la actividad sexual puede aliviar los dolores menstruales, los dolores de espalda y la artritis.

Permite mejorar la actividad cerebral

Otro beneficio que muestra la importancia del deseo sexual en una vida plena es la mejora de la actividad cerebral, como resultado de una buena salud sexual. El aumento del flujo sanguíneo que se produce durante el sexo permite oxigenar el cerebro y mejora la energía y el rendimiento del mismo. Además de esto, una vida sexual plena ayuda a mejorar la atención, la memoria y la concentración.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar