Decorar la habitación perfecta para tus niños no es simple porque debes tener en cuenta una gran cantidad de factores, incluyendo un detalle realmente fundamental: que ellos usaran ese espacio personal para realizar toda clase de actividades, solos o con amigos, por ejemplo, usar su computadora, encerrarse a estudiar, reunirse con sus compañeros de escuela, jugar y, por supuesto dormir.
Para hacer más simple tu trabajo, queremos darte estos consejos esenciales que te permitirán obtener un cuarto que sea, al mismo tiempo, práctico, elegante y bello:
Escoge un tema: tener un eje sobre el cual moverte te permitirá evitar dispersiones y gastos innecesarios de tiempo, dinero y esfuerzo; por ejemplo, hoy están de moda las princesas Disney para las niñas y los superhéroes como Thor o Iron Man para los niños. Puedes ir acompañado de tus niños a un local especializado y elegir con ellos, siguiendo este concepto, todos los accesorios necesarios, desde las sábanas hasta las lámparas para el techo.
Déjalos divertirse: los niños tienen una creatividad que brota de ellos de forma natural, sin esfuerzos, por ese motivo, fomenta sus intereses artísticos de una manera simple, por ejemplo, colocando una pizarra con coloridas tizas donde ellos puedan escribir, dibujar y divertirse, solos o con amigos (además, así evitaras ese desastre que todo padre teme: que sus niños usen la pared como lienzo improvisado).
Controla la luz: no dejes que haya solo una clase de iluminación en la habitación, asegúrate que tu hijo obtenga toda la luz que necesita para cada actividad que realiza, recuerda que no es lo mismo sentarse a estudiar en grupo que leer una historieta o simplemente participar de un apasionante torneo de playstation.
Se práctico: los padres tienen tendencia a llenar de elementos innecesarios los cuartos de sus hijos y así les quitan el espacio que estos necesitan para que moverse con libertad; no cometas ese grave error: instala muebles pequeños y prácticos que, en caso de necesidad, puedan ser quitados rápidamente del medio. En la actualidad existen cajones, por ejemplo, que pueden colocarse debajo de la cama, perfectos para guardar todos los juguetes; y lo mismo puede hacerse con los elementos de la escuela gracias a las bibliotecas que cuelgan de la pared.

Finalmente, no olvides que el cuarto de los niños es parte de TU casa, por ese motivo, intenta que armonice con el resto del hogar, evitando colores demasiado estridentes o llamativos.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar