Todo el mundo conoce la tradicional cerveza rubia pero existen interminables clases de verveza de excelente calidad que merecen la pena disfrutar, solo, en familia, con nuestra pareja o junto a un vociferante grupo de amigos. Por eso, aquí te contamos lo que puedes pedir la próxima vez que visites tu pub/bar/restaurante favorito:

Clases de cerveza con baja fermentación: Los expertos las llaman “lager” y son famosas por su gran cantidad de espuma, su sabor ligero y su baja graduación alcohólica. Normalmente se clasifican en:
Bock: según cuenta una antigua leyenda, fueron fabricadas, por primera vez, por monjes de la Edad Media: su color es oscuro y su contenido alcohólico alcanza el 7%.
Pale Lager: la más difundida en todo el mundo: tiene un característico color miel, un sabor fresco y un bajísimo nivel alcohólico, motivo por el cual la fabrican y comercializan tanto “Budweiser” como “Heineken”.
Pilsner: provienen de la Republica Checa y son fácilmente distinguibles por su color claro, casi transparente, su sabor suave y un contenido alcohólico cercano al 5%.
Schwarzbier: es, posiblemente, una de las primeras cervezas de todo el mundo ya que comenzó a fabricarse a comienzos del siglo XI. Ofrece un sabor fuerte y un color muy oscuro.

Alta fermentación: Conocidas tradicionalmente como “Ale”, son cervezas fabricadas a altísimas temperaturas, conocidas por su sabor aromático y cuerpo espeso, de sabor refrescante. Normalmente se clasifican en:

Barley Wine: provenientes de Inglaterra, tiene un color oscuro, un sabor afrutado y un altísimo contenido alcohólico que llega al 11%.
Brown Ale: es cerveza de color amarronado y sabor dulce, conocida por incluir siempre un toque de limón.
Kölsch: se fabrica en Alemania, más específicamente en la ciudad de Colonia, y es fácilmente reconocible por su intenso color amarillo y su sabor dulce. Incluye solo un 4% de alcohol.
Pale Ale: haciendo honor a su nombre (pale = pálida), esta cerveza tiene un tono que varía entre el ámbar y el dorado, con un sabor frutal y un contenido alcohólico de aproximadamente el 6%.
Red Ale: proveniente de Irlanda, tiene un marcado gusto a malta, un bajísimo contenido alcohólico (apenas el 3%) y un característico color rojo.
Stout: conocida por su color negro, su fuerte sabor amargo viene mitigado por un toque dulce (normalmente chocolate). Su graduación alcohólica llega hasta el 8%. La marca que tradicionalmente la comercializa a nivel mundial desde hace más de un siglo es “Guinness”.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar