Tener un aspecto atractivo no solo levanta la autoestima, también es la mejor carta de presentación a la hora de conseguir un nuevo empleo. El principal inconveniente a la hora de cambiar tu aspecto, es que en la frenética vida actual, es difícil encontrar el tiempo necesario para mantenerse impecable las 24 horas del día. Por ese motivo, queremos ayudarte dándote estos consejos, simples pero efectivos. Así, podrás potenciar tu belleza:

¡No pierdas un segundo!: empieza tu día lavándote la cara con agua bien fría, eso te permitirá despejarte completamente y quitarte las clásicas ojeras que deja el sueño.
Protege adecuadamente tu boca: lávate tres veces al día los dientes, enjuágate la boca al acostarte y levantarte e intenta hacer una completa limpieza dental al menos una vez por año. Una sonrisa limpia y un aliento fresco dice mucho sobre ti a los demás.
Se cuidados@: cada detalle hace la diferencia, por eso cuida tus uñas, mantén tu cabello bien lavado y aplica tratamientos hidratantes a tu piel para eliminar la grasa y el acné.
Deja un rastro imborrable tras de ti: escoger un aroma adecuado hará que continúes presente en la memoria de otras personas incluso horas después de haberte marchado.

Vigila tu lenguaje físico: el 80% de la comunicación es no verbal, esto significa que decimos mucho de nosotros al caminar, mover las manos o gesticular, por eso es muy importante saber pararse sin encorvar la espalda, mantener la cabeza erguida y evitar los movimientos frenéticos que ponen nerviosos e incomodan a otras personas.

Nunca bajes la guardia: al trasladarte de tu casa al trabajo suceden múltiples inconvenientes menores que perjudican tu imagen pública: el cabello se te llena de hojas y polvillo, el viento te desacomoda la ropa, pisas un charco de agua… por eso, al llegar adonde te diriges, tomate cinco minutos para recomponerte: con un buen peine y un espejo puedes volver a lucir impecable.

Estudia a otras personas: seguramente hay hombres o mujeres que admiras por su forma de vestir y comportarse; estúdialos y toma de ellos todo lo que consideras que pueda servirte para mejorar tu presentación.

Para el final, lo más importante: come y bebe de forma saludable para cambiar tu aspecto. Todo lo que consumes afecta tu físico, incluyendo la piel, el cabello y los músculos. Por ese motivo, debes seguir una dieta que evite las frituras y te permita incorporar la cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales adecuados.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar