El hierro tiene innumerables beneficios para el organismo humano incluyendo:
  • Permite que los músculos mantengan su tono y elasticidad al ayudarlos a que se contraigan de forma más eficiente.
  • Fortalece el cerebro al estimular la capacidad cognitiva a través del suministro constante de oxígeno.
  • Controla la temperatura corporal.
  • Ayuda al tratamiento de enfermedades crónicas como la anemia.
  • Fortalece el sistema inmunológico, haciendo que el organismo pueda luchar más exitosamente contra las enfermedades e infecciones.

¿Dónde obtener hierro? ¡En todos estos alimentos!:

Almejas: ofrecen veinticuatro miligramos de hierro por cada cien gramos consumidos, lo que permite superar ampliamente los valores recomendados para el hombre (ocho miligramos) o la mujer (dieciocho miligramos).

Carne:
puede consumirse en sus diferentes formatos (cerdo, pollo, vaca, etc.) y todas aportan tres miligramos por cada cien gramos consumidos.
Frutos secos: en promedio aportan cuatro miligramos por cada cien gramos consumidos (es conveniente comenzar con alimentos clásicos como almendras o nueces).
Granos: cualquier clase de pan contiene una gran cantidad de hierro lo que constituye una forma simple, fácil y rápida de agregar este elemento fundamental a nuestra dieta sin hacer sacrificios.

Legumbres:
los porotos, la soja o las lentejas aportan nueve miligramos de hierro por cada cien gramos consumidos, esa es la razón por la cual tantas personas que sufren de anemia las escogen como parte fundamental de sus dietas.

Vegetales verdes:
las clásicas espinacas que hacían más poderoso a Popeye, permitiéndole recuperar a su novia Olivia de las manos de su archienemigo Bruto son muy beneficiosas para la salud porque permiten incorporar cinco miligramos de hierro por cada cien gramos consumidos; otras opciones son el perejil, la acelga y, por supuesto, la coliflor.
Consejos adicionales para sumar hierro de forma realmente eficiente:
  • Consumir más frutas y verduras ricas en vitamina C: el motivo es simple, esta vitamina permite incorporar más rápidamente el hierro potenciando, al mismo tiempo, todos sus beneficios para el cuerpo.
    Las opciones más recomendadas por los expertos son la naranja, el tomate, los pimientos y el brócoli.

 

  • Reducir la cantidad de infusiones consumidas: los productos lácteos reducen considerablemente la cantidad de hierro que puede absorber el cuerpo y lo mismo sucede con el café y el té que entorpecen la incorporación de hierro por parte del organismo.
Finalmente, es bueno considerar la opción de tomar suplementos de hierro: puedes consultar con tu médico de cabecera para que te haga lo estudios correspondientes y, en base a ellos, te recomiende la cantidad más adecuada a tus necesidades y los mejores lugares donde conseguirla.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar