Lograr una dieta equilibrada es importante no sólo para mejorar la salud del cuerpo en general, sino también para evitar la aparición de enfermedades prevenibles, como el colesterol alto, la hipertensión o problemas cardiovasculares. Si bien la mayoría de las dietas saludables hacen énfasis en la necesidad de aumentar el consumo de frutas y verduras y en la incorporación de alimentos nutritivos, también es importante destacar qué tipo de alimentos es necesario eliminar o reducir. Esto es algo fundamental a tener en cuenta, ya que la base de la alimentación no es sólo el consumo de alimentos considerados saludables, sino también la disminución de los alimentos que pueden perjudicar la salud.

¿Cuáles son los aspectos a considerar para lograr una dieta equilibrada?

Un elemento fundamental en una dieta equilibrada es la variedad de alimentos. Los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para un buen funcionamiento del cuerpo se obtienen de diferentes grupos de alimentos, por lo que es importante consumir de todo un poco, incluso hidratos de carbono y grasas. Algunas de las características de una dieta equilibrada son:

  • Variada: incluir frutas y verduras de temporada para evitar consumirlas con demasiados conservantes y para no comer siempre los mismos alimentos.
  • Adaptada a las necesidades de cada uno: una dieta no debe ser la misma para todas las personas, ya que debe adaptarse a las preferencias y necesidades nutricionales de cada uno.
  • Completa: debe incluir todo tipo de nutrientes y vitaminas necesarios para un buen funcionamiento del organismo.
  • Nutritiva: la dieta equilibrada permitirá que el cuerpo tenga la energía necesaria para trabajar y brindará lo necesario para mantener un peso adecuado. Este tipo de dietas evita el sobrepeso y también el déficit nutricional.

¿Qué tipos de alimentos deben evitarse para lograr una dieta equilibrada?

Alimentos ultraprocesados

Deben evitarse en todo tipo de dietas, ya que contiene alta cantidad de conservantes, grasas saturadas, gran cantidad de azúcares y químicos que pueden ser perjudiciales para la salud. En lo posible se deben preparar los alimentos en el hogar y evitar los productos que ya vienen listos, o bien leer bien las etiquetas para saber qué se está consumiendo.

Alimentos con harinas refinadas

Este tipo de alimentos son consumidos diariamente por la mayoría de las personas, ya que las harinas refinadas están presentes en productos de panadería, en pastas, pizza, pan blanco, entre otros. Los alimentos con harinas refinadas ocasionan que el cuerpo absorba azúcar en grandes cantidades y pueden ser totalmente adictivos. No se trata de eliminar este tipo de alimentos, sino limitarlos o reemplazarlos por otros que tengan harina integral.

Pastelería y panadería industrial

Este tipo de alimentos no aportan ningún tipo de nutrición. Asimismo, son altos en grasas y azúcares, e incluyen ingredientes que aumentan el colesterol LDL, que es el colesterol perjudicial. En este tipo de alimentos se utilizan grasas animales que son altas en grasas saturadas y grasas trans, además de ser altamente calóricos.

Frituras

Es otro alimento que debe evitarse para lograr una dieta equilibrada son las frituras. Éstas, absorben demasiado aceite y grasas saturadas, que perjudican ampliamente a la salud e incluso se relacionan con efectos cancerígenos. Siempre que sea posible, se debe utilizar aceite de oliva y reducir el consumo de las frituras.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar